Proceso de elaboración

Todos nuestros productos son de gran calidad gracias a su materia prima, la leche, la cual es recogida diariamente y producida por el ganado que pasta en las sierras de esta localidad.

La materia prima proviene de cabras especialmente seleccionadas y bien cuidadas que pastorean en la serranía de Frailes, dentro de la comarca de la Sierra Sur de Jaén la cual tiene situados sus bosques mediterráneos a más de 900 metros de altitud. La gran cantidad de agua y las grandes sombras complementan el paisaje donde los animales pastorean produciendo la mejor leche. 

La elaboración de nuestros productos es idéntica a la que utilizaban nuestros abuelos, careciendo de aditivos químicos conservantes y cumpliendo con las pertinentes exigencias sanitarias.

La elaboración de nuestros productos se realiza de forma artesanal.

Recogemos la leche diariamente con nuestra propia cisterna y la filtramos, seguidamente se pasteriza en el caso de los quesos frescos o semicurados, el curado se elabora con leche pasterizada además de leche cruda.

Gracias al cuajado de 1300 litros de leche conseguimos una cantidad de queso cercana a los 185 Kgs.

Los aditivos que utilizamos son fermentos lácticos y cuajo animal 100% natural. El moldeado se hace de forma manual siendo el formato menor de 500 gramos y el mayor de 3,2 Kg.

La prensa neumática nos permite gracias a los manómetros regular la presion sobre el queso con la finalidad de que desuere lentamente.

El salado es mediante salmuera con una densidad de 16º dormic, donde permanecen sumergidos hasta obtener el salado deseado. El Oreado y la maduración se realizan en dos salas con una humedad, temperatura y corriente de aire óptimos para que en los ocho meses siguientes alcance ese sabor suave, cremoso y ala vez intenso, característico de Quesos Artesanos de Frailes, desde donde os recomiendo no perder la oportunidad de paladear nuestros productos.